Las habitaciones con su decoración acogedora ofrecen un ambiente tranquillo y familiar para una estancia relajante en el centro de Berlín.